SITGES 09 – Día 07

.

Una semana en el Festival, y queda por llegar lo mejor: Moon… Y lo peor: Paranormal Activity.

Sitges es un Festival que últimamente se está especializando en vender demasiado humo. El año pasado lo demostraron con Reality Killers, por ejemplo, y en menor medida con Martyrs.
Este año ha habido podium: comenzando con Shadow, cuyo visionado no tuve el placer de “disfrutar“, pero sólo leyendo críticas y escuchando comentarios y opiniones, una de las películas supuestamente más salvajes, se queda en nada, y, al parecer, con un final la mar de engañoso.

En segundo lugar tenemos a Paranormal Activity. Película que paso a paso lucha por salir adelante en USA a través de una campaña con internet como medio de difusión, comenzando con un estreno en 22 salas yankees con una asombrosa recaudación de 500.000 dólares. Si mal no recuerdo por lo que me comentaron, ha terminado estrenándose en 2.000 salas
Cinta que se las prometía ser la película de terror definitiva (otra más). Con un trailer a priori atrayente. Usando técnicas que en su momento fueron “punteras“, como es el estilo falso documental, todo grabado con videocámara, en plan “El Proyecto de la Bruja de Blair“.

Una pareja recien mudada detecta que por las noches se escuchan ruidos extraños. Para ver su procedencia, dejen toda la noche una videocámara doméstica grabando posibles sucesos, y claro, al final pasa lo que pasa… que lo más terrorífico que se ve es el sonambulismo de ella. En fin. Sólo decir que en el trailer aparecen las 3 secuencias de supuesto miedo que salen en la película (ojo, incluído el final de la película), e incluso en el trailer se ven mejor que en la peli, al ser una toma más larga, se ve a leguas lo que va a ocurrir…
Silbidos a mansalva al termino de la proyección. Se los ha ganado a pulso. Aunque eso no quita que haga una buena recaudación cuando se estrene al público.

Esta sesión nos dejó demasiado tocados, y tras tomar unas cervecitas en el Meliá y almorzar, entramos a ver Heartless, película dirigida por Philip Ridley. Desconocimiento total y absoluto de esta cinta, y que me agradó bastante.

Un fotógrafo londinenses ve la verdadera cara demoniaca (literal) de los componentes de las bandas callejeras de la ciudad, y como todos sus actos vandálicos llevan a un sólo camino. Tras un triste incidente, observamos la bajada al infierno de nuestro protagonista (Jim Sturgess), comprobamos cómo los pactos con el diablo nunca son lo que parecen ser…
Más que interesante film, con una notable dirección, buenas actuaciones, y una destacable fotografía.

Otro descansito tras la película, y por fin nos plantamos en una de las películas más esperadas del Festival: Moon.

Avalada por la crítica, nacional y extranjera y cargadita de premios se nos presenta la ópera prima de Duncan Jones (o “más conocido” por ser el hijo de David Bowie), el cual, con un presupuesto “mísero” de 5 millones de dólares, y usando maquetas a la antigua usanza, nos regala una película de un cuidado visual magnífico, con una actuación de Sam Rockwell tremenda, acompañado por un irreconocible Kevin Spacey poniendo la voz a Gertty, su robot ayudante, y con una banda sonora compuesta por Clint Mansell (habitual de Aronofsky) fantástica.
Roger, trabajador encargado de controlar la extracción de material energético de la cara oculta de la Luna acaba su contrato de 3 años en el satélite, y prepara su regreso a casa. Pero no todo ocurre siempre como uno se lo espera.
Se la querrá comparar con 2001: Una Odisea en el Espacio, con Solaris y productos similares, pero esta Moon juega en otra liga (sin entrar a valorar si mejor o peor). Como diría uno de mis compañeros, bebe más de Naves Misteriosas que del resto. Aquí nos centramos (mucho) más en la parte humana, y no en la filosófica y metafísica.
Grandísima película, que acaparó grandes aplausos al final de la misma, y que dejó un gran sabor de boca entre todos los asistentes a los pases proyectados.

Y con la sonrisa de oreja a oreja, nos vamos al Retiro para otra de nuestras queridas sesiones nocturnas. Esta vez le toca el turno a Black Dynamite. Y señores… Impresionante es poco. Lo que ha perpetrado el señor Michael Jay White (es Spawn!!!!! Y yo sin saberlo…) es una de las ideas más locas y más divertidas que he visto en muchísimo tiempo. Parodía total al género del blaxploitation de los años 70, mezclado con algo de Kung-Fu, lo cual siempre viene bien.

Diálogos desternillantes, situaciones incomprensibles a la par de divertidas, peleas de artes marciales, y, sobre todo, sexo. Vamos, todo lo que un buen sitgero desea, lo tiene en esta película. Risas, gritos y aplausos acompañaron durate toda la proyección, y, además, merecidamente.
Por favor, que se aparten Shaft, Pam Grier y similares, y abran paso a la nueva estrella del blaxploitation, Black Dynamite, “Mothe´Fuckaaaaaaaaaaaa!!!

Todo lo bien que acabó el día compensa lo mal que lo comenzó. Y sobre la tercera venta de humo hablaremos mañana…

.

~ por Rondador en 23 octubre 2009.

Una respuesta to “SITGES 09 – Día 07”

  1. De piedra me quedo ante la idea que han planteado esta semana de hacer una segunda parte de Paranormal Activity…O_o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: